Estás aquí: Portada > Noticias

"¡VEN, ESPÍRITU SANTO!"

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

"¡VEN, ESPÍRITU SANTO!"

No vivimos en el mejor de los mundos. Si tomamos el pulso a nuestra sociedad, todavía persiste el "caos" inicial; no me refiero a la materia en evolución "mientras el Espíritu de Dios aleteaba sobre las aguas" (Gn 1,2). El "caos" anida en la entraña humana cuando no se deja actuar al Espíritu: injusticias, violencias, terrorismo, guerras, odios, robos, esclavitudes modernas, como abusos en la dignidad de las personas...

La Iglesia sin Espíritu sería una multinacional más, sin impulso misionero, sin Sacramentos, sin Caridad (patriarca Atenágoras).

Necesitamos recuperar la imagen y semejanza de Dios en nuestra vida personal para permanecer en el Reino de Dios. Hoy pedimos al Espíritu que "entre hasta el fondo del alma" porque es la " fuente del mayor consuelo...gozo que enjuga las lágrimas y reconforta en los duelos...reparte tus siete dones según la fe de tus siervos". SABIDURÍA para reconocer la ternura diaria de Dios; ENTENDIMIENTO para vivir en la presencia del Padre; CONSEJO para compartir la Verdad que nos hace libres, Jesucristo; FORTALEZA para no sucumbir al egoísmo ni a las idolatrías del ambiente; CIENCIA para rastrear el orden de la naturaleza y no esclavizarnos con logros de la técnica, atizando, sí, los que humanizan; PIEDAD para no vivir la Liturgia como obligación o dar la espalda a los empobrecidos; TEMOR DE DIOS para experimentar el amor como el tesoro que nos une al Padre y a los hermanos, cultivándolo con esmero.

"Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar" (1ª lectura) porque el entusiasmo aleja los miedos, y nadie puede hacer callar a los que reciben el aliento del Espíritu. Son los tiempos nuevos descritos por los profetas: un nuevo corazón, una nueva ley, una nueva creación. La vida de la Iglesia ha comenzado.

"Todos...hemos sido bautizados en un mismo Espíritu, para formar un solo cuerpo" (segunda lectura, de S. Pablo). Los carismas son verdaderos si contribuyen a la unidad de toda la Iglesia, de todo el Cuerpo de Cristo. Los carismas son para el servicio de la comunidad, para edificar la comunión; si desunen, son falsos.

"Como el Padre me ha enviado, así os envío yo...recibid el Espíritu Santo" (Evangelio). Evangelizar con la fuerza del Espíritu no es propaganda ni ideología. Es Fuego de Jesús que purifica, perdona, ilumina, hace familia de hijos de Dios.

Jaime Aceña Cuadrado cmf.

Domingo 8 de junio de 2014, por Parroquia Ido. Corazón de María


Agenda
« diciembre de 2018 »
L M M J V S D
26 27 28 29 30 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6

Próximamente...