Estás aquí: Portada > Noticias

"Tú eres mi Hijo, el amado, el predilecto"

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

La Epifanía (manifestación) del Señor se celebra en tres días de enero: Adoración de los Magos de Oriente, Bautismo del Señor en el Jordán (hoy) y Bodas de Caná en las que Jesús se da a conocer como Mesías en su primer milagro (domingo próximo). Hoy la Iglesia cierra el ciclo navideño con el Bautismo de Jesús (Evangelio). Hoy tenemos ocasión de renovar nuestro bautismo cultivando la experiencia de comunidad -Jesús lo hace en un bautismo general, solidario con los pecadores-; haciendo silencio para orar agradecidos porque el cielo se abre, porque nacemos del agua y del Espíritu Santo, porque el Padre nos reconoce como Hijos amados.

Celebrar el Bautismo del Señor nos compromete a vivir como bautizados: alegres porque el Padre nos ama; renacidos a una vida nueva, en un hogar nuevo donde somos hijos del mismo Padre y hermanos; habitados por el Espíritu Santo, vamos madurando en Cristo, hasta parecernos a Él porque somos creados a su imagen y semejanza; renovar el Bautismo nos devuelve a nuestra identidad original.

El Siervo se presenta humilde, sencillo; pero en su actuación es firme, tenaz y fiel; Dios lo guía amorosamente, le pone como alianza para las naciones, luz de los pueblos, libertador de los oprimidos (1ª lectura). El bautismo significó para Jesús su unción como siervo amado y salvador; ungido por el Espíritu, tiene poder para perdonar, pera hacer surgir la imagen original de la persona, rota por el pecado. en justicia y santidad renacida.

Con el salmo 28 aclamamos como hijos al Señor porque "bendice a su pueblo con la paz". Recibimos la gloria de Dios por la obediencia de Jesús, el Siervo. Los nacidos "del agua y del Espíritu" formamos una humanidad nueva en la que caen los muros y fronteras; Cornelio y su familia son admitidos en el hogar de la Iglesia por Pedro (2ª lectura); ya no hay judíos separados de los gentiles "porque Dios no hace distinciones, acepta al que lo teme y practica la justicia"; frente a los prejuicios que llevan al rechazo, frente al individualismo y al anonimato, la Comunidad de bautizados abrimos las puertas a todos; es un compromiso que frena la xenofobia y el rechazo a los refugiados y nos ayuda a distinguir a inocentes y culpables de tropelías y violencias; no condenemos a todos en bloque; distingamos y apliquemos la ley a los culpables. Que la justicia humana no nos impida volver al amor original.

Jaime Aceña Cuadrado cmf

Sábado 9 de enero de 2016, por Parroquia Ido. Corazón de María


Agenda
« noviembre de 2018 »
L M M J V S D
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 1 2

Próximamente...