Estás aquí: Portada > Noticias

"Si el grano de trigo cae en tierra y muere, da mucho fruto"

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

El conflicto de las autoridades judías con Jesús está servido. El evangelio de hoy nos ayuda a entender el rechazo y la condena contra Jesús. Algunos griegos querían ver a Jesús a la luz del día. Felipe y Andrés se lo dicen a Jesús y este prepara a todos a vivir la Pasión con tres mensajes: Primero: "ha llegado la hora de que sea glorificado el Hijo del Hombre". Y la gloria va a venir por ´su entrega obediente hasta la muerte en Cruz. "Cuando yo sea elevado sobre la tierra, atraeré a todos hacia mí". Segundo: No se puede engendrar vida sin dar la propia. "Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, no da fruto". Es el compromiso por erradicar el sufrimiento que es fruto de la falta de amor en el corazón de cada uno y en la convivencia social. Tercero: "El que se ama a sí mismo se pierde"...El servicio desinteresado es para todos fuente de salvación. Jesús es el camino para hacer real lo que nos propone para que cambie nuestra existencia.

Jeremías consuela a Israel y nos consuela a los creyentes de hoy: Dios es fiel y mantiene su alianza; no abandona su propósito de salvarnos "porque todos me conocerán, desde el pequeño al grande -oráculo del Señor- cuando perdone sus crímenes, y no recuerde sus pecados" (1ª lectura).

Necesitamos reconocer la presencia de Jesús, que sufre y obedece al Padre e intercede por nosotros porque es el autor de salvación eterna para cuantos le siguen en medio de la indiferencia de hoy (2ª lectura).

Nos identificamos con el salmo 50 para nuestra oración cuaresmal: "Misericordia, Dios mío por tu bondad...renuévame por dentro con espíritu firme...devuélveme la alegría de tu salvación".

Este domingo celebramos el día del Seminario diocesano con este lema vocacional tomado del estribillo de una poesía de Santa Teresa de Jesús: "Señor, ¿qué mandáis hacer de mí?". El ministerio ordenado actualiza la entrega de Jesús que prolonga la Nueva Alianza del Padre con todos nosotros, su Pueblo, como Jesús, los sacerdotes llegamos a ser "siervos de amor", sin privilegios, abiertos a la voluntad del Padre.

Jaime Aceña Cuadrado cmf

Viernes 20 de marzo de 2015, por Parroquia Ido. Corazón de María


Agenda
« mayo de 2018 »
L M M J V S D
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3

Próximamente...