Estás aquí: Portada > Noticias

"Señor, si quieres puedes limpiarme"

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

A la hora de Evangelizar, Jesús es el Maestro. No sólo habla del Reino de Dios y lo explica con parábolas; lo hace presente liberando del pecado y sanando. El Evangelio de Marcos tiene la pretensión de que sus destinatarios terminemos reconociendo que el Profeta de Galilea es el Hijo de Dios. Nadie puede hacer los signos que Él hace; nadie es tan coherente entre lo que dice y lo que vive.

El leproso del Evangelio cuestiona nuestra rutina cristiana. Ante Jesús se arrodilla y le grita desde lo profundo de su fe y de su ansia de liberación: "Señor, si quieres puedes limpiarme".. Jesús siente lástima por él, lo cura de su lepra y lo libera de su marginación. Aunque Jesús le recomienda reserva -"el secreto mesiánico"- "cuando se fue empezó a divulgar el hecho con grandes ponderaciones"; se convierte en testigo agradecido de Jesús y del Reino que comienza con Él. (Evangelio).

Tú y yo ¿cuántas veces hemos sido sanados por Jesús?. Este domingo es buena ocasión para tomar el pulso a nuestra gratitud y al testimonio que damos, o no damos, de quién es Jesús para nosotros; así convocamos a otros a la Salud que nos hace hermanos, hijos confiados al Padre del Cielo.

San Pablo nos invita a ser coherentes, a dar testimonio evangélico con nuestro modo de vivir y de relacionarnos: "no buscando mi propio bien"- afirma- sino el del prójimo "para que todos se salven". (2ª lectura). La pureza cristiana es superar leyes y prejuicios para ofrecer el culto que Dios acepta (1ª lectura): la justicia, la misericordia, la fidelidad. Así proclamamos que Jesús es verdadero Hijo de Dios.

Jaime Aceña Cuadrado cmf.

Sábado 14 de febrero de 2015, por Parroquia Ido. Corazón de María


Agenda
« abril de 2018 »
L M M J V S D
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6

Próximamente...