Estás aquí: Portada > Noticias

"Porque este hijo mío estaba muerto y ha revivido".

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Resulta difícil la relación fiel del hombre con Dios en la Historia de la Salvación. Dios es fiel, pródigo, generoso...pero el creyente no se comporta con él de la misma manera. (Evangelio). Los caminos del hijo pródigo son nuestros caminos, libertad que nos lleva al hambre y a la degradación -apacentar cerdos, desear su comida-, y sentir la añoranza de la libertad y seguridad de la casa del PADRE que siempre espera.

La conversión se funda en el "Amor" del padre y en la experiencia desoladora de la nada de aquello que el mundo llama "todo"...los señuelos que nos esclavizan. El hijo pródigo no ha dejado nunca de ser persona; libremente se alejó y libremente volvió. Los hartos, los llenos, los fariseos están hartos...solo pueden volver los pobres, los que lloran, los que pasan hambre. Son dichosos porque Dios les espera, porque pueden volver a casa. El Padre sólo espera y quiere al hijo. Este recupera su dignidad: vestido, anillo, sandalias...el hijo mayor no se alegra porque no se parece al Padre; el hijo mayor no quiere al hermano pequeño; no participa en la fiesta porque le atenaza el juicio condenatorio, no le mueve el amor, no se alegra.

El reconciliador entre Dios y el hombre es Cristo (2ª lectura). Los apóstoles actúan como enviados de Cristo: "en nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios".

Las maravillas de Dios no son cosa del pasado; las misericordias de Dios son perpetuas, van de edad en edad (Salmo 33). También nosotros nos acercamos a la tierra prometida, somos dichosos cuando nos acogemos a Él. Lo mismo que la liberación de la esclavitud egipcia era presagio y garantía de la futura liberación transcendente y espiritual que llevará a cabo el Mesías, así también la entrada y la posesión de tierra simboliza la entrada en la Patria eterna ( 1ª lectura). "Bienaventurados los mansos porque ellos poseerán en herencia la tierra " (Mt. 5,4).

Entraremos en la Tierra Prometida con la Pascua de Cristo. Estamos llamados a dar "el Paso" con Él...por el árbol de la Cruz a la Vida, por la obediencia al Padre a la Libertad que los señuelos del mundo no dan. Lo sabemos bien los hijos pródigos que nos fuimos y hemos vuelto.

Jaime Aceña Cuadrado cmf

Sábado 5 de marzo de 2016, por Parroquia Ido. Corazón de María


Agenda
« octubre de 2017 »
L M M J V S D
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5

Próximamente...

- Cursillos prematrimoniales

5 de noviembre