Estás aquí: Portada > Noticias

"No está aquí. ¡Ha resucitado!"

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Nuestra sociedad padece una cierta oscuridad vital; la confusión anida en el corazón de muchos: ¿hay valores permanentes?, ¿por dónde se va al país de la justicia y de la paz?. Vivir de sensaciones nos lleva a la depresión y a la tristeza; hablamos mucho de la cultura líquida que nos envuelve pero hay que denunciar el dolor inhumano que genera: desconfianza, violencias, ladrones numerosos, esclavos del dinero y de sus ofertas...es urgente la Luz que oriente nuestros pasos hacia el país de personas libres, solidarias, capaces de empeñar la vida en el bien común. La Liturgia de la Luz, con la que iniciamos la Vigilia Pascual, nos compromete a ofrecer la luz que nace en el Resucitado. Nos envía para ser Luz puesta sobre el candelero para que alumbre a los que viven con nosotros e ilumine la noche que nos envuelve.

Con el pregón solemne de la Pascua hemos entrado ya en la noche santa de la Resurrección. Después nuestra Pascua cristiana tiene formato de pascua judía. La Liturgia de la Palabra es la respuesta a la pregunta que él más pequeño de la familia hacía y que nos siguen haciendo los más pequeños en catequesis: "¿por qué celebramos la Pascua?". Nuestra historia expresa el Amor de Dios por su Pueblo: Desde el corazón de Creador el mundo es "bueno", porque la luz domina la tiniebla y la pareja humana es fecunda y creadora. Todo lo ha hecho Dios para el hombre y la mujer (1ª lectura). La respuesta humana correcta está reflejada en la fe de Abrahám; confía en Dios hasta el punto de no retener a su hijo; Dios se lo devuelve y le da una descendencia numerosa. Es la lógica de la fe (2ª lectura). La esclavitud amenaza siempre al Pueblo de Dios. El Éxodo hacia la Tierra Prometida es largo y difícil; pero Dios "no abandona la obra de sus manos".

La liberación de Egipto es el comienzo de una historia que conduce hacia la liberación definitiva (3ª lectura). Hay una fuerza que transforma desde dentro; Dios infunde su espíritu- afirma Ezequiel- si nos convertimos de corazón (4ª lectura - es la 7ª del An.T., esta Noche).

Y después las campañas del Gloria y la Palabra del Nuevo Testamento con el relato de la Resurrección y con su fruto en nuestra vida: "muertos al pecado y vivos para Dios en Cristo Jesús" (S. Pablo), tenemos ocasión de celebrar y renovar nuestro Bautismo: con el agua bendecida, en contacto con el Cirio Pascual, damos muerte al hombre viejo y renacemos como niños a la vida nueva en el Espíritu. El agua de la Pascua brota del costado de Cristo que nos dice: "el que tenga sed que venga a mí y beba".

Señor Resucitado: acudimos a Tí para que Tú vivas en nosotros y seas fuente de nueva Vida en el Espíritu y fundamento de nuestra fraternidad, de humanidad reconciliada y reconciliadora.

Jaime Aceña cmf

Sábado 4 de abril de 2015, por Parroquia Ido. Corazón de María


Agenda
« diciembre de 2017 »
L M M J V S D
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Próximamente...

- Hoja parroquial 3 diciembre

31 de diciembre