Estás aquí: Portada > Noticias

"Mujer, ¡qué grande es tu fe!"

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Son frecuentes las llamadas de políticos y de obispos a abrir nuestras sociedades a refugiados y extranjeros...sacuden nuestra rutina las pateras y el cementerio del Mar Mediterráneo. Pero las buenas palabras sin obras concretas se esfuman en el viento. ¿Qué hacer con los extranjeros que vienen para quedarse?, ¿les rechazamos en bloque porque se infiltran con ellos un puñado de terroristas?.

Los extranjeros estaban excluidos del Pueblo de Dios, inicialmente l. (Dt. 23, 2-9). Después del destierro en Babilonia se abre paso la salvación universal. Toda persona, sin tener en cuenta su origen o procedencia, puede formar parte del Pueblo elegido si practica el derecho, si hace justicia, si reconoce a Yahvéh y le ama cumpliendo la ley; en este caso "los traeré a mi Monte Santo, los alegraré en mi casa de oración" (1ª lectura).

La fe de la mujer cananea (extranjera) derriba el prejuicio judío expresado por Jesús: "sólo me han enviado a las ovejas descarriadas de Israel" (Evangelio). La fe se convierte en plegaria insistente y Jesús sana sin prejuicios ni fronteras: "mujer, qué grande es tu fe; que se cumpla lo que deseas. En aquel momento quedó curada su hija".

El Evangelio de Jesús es Buena noticia para todas las religiones y para todos, por encima de razas y lugares de origen. Superemos prejuicios y miedos; el dinamismo del Espíritu nos impulsa al diálogo con todos, como hizo Jesús: evita los escollos del rigorismo integrista y del sincretismo indiferente. Es un diálogo paciente y que sabe esperar. Los caminos y tiempos de Dios no coinciden con los nuestros. La apertura interior al Evangelio nos lleva a descubrir en el prójimo personas con un mismo destino que el nuestro.

Por la vocación de todos los pueblos a formar parte del Reino de Dios, alabemos al Señor con todos los pueblos que conocen los caminos de la salvación (Salmo 66).

Pablo abre el corazón misericordioso de Dios a los gentiles porque todos fuimos rebeldes a su proyecto pero todos hemos superado la ignorancia que nos ha llevado a desobedecerle porque su misericordia es eterna fuente de Vida y en ella hemos bebido todos. (2ª lectura). ¿Qué hacer con los extranjeros?..Abrir.nuestras sociedades a sus esperanzas (derechos y deberes) y abrir nuestra fraternidad cristiana a su presencia en nuestras cáritas y despachos,

Jaime Aceña Cuadrado cmf

Sábado 19 de agosto de 2017, por Parroquia Ido. Corazón de María


Agenda
« diciembre de 2017 »
L M M J V S D
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Próximamente...

- Hoja parroquial 3 diciembre

31 de diciembre