Estás aquí: Portada > Noticias

"Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?"

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Todos hemos sentido el impulso de ser mejores discípulos de Jesús: un retiro, una fiesta litúrgica, la coherencia de un creyente, el vacío de la vida...Un joven personifica este arranque sincero de ser mejores. ¡Qué veneración siente por el Maestro!; "se arrodilló y le preguntó: ¿qué haré para heredar la vida eterna?" (Evangelio). Jesús le recuerda los mandamientos del Sinaí; "maestro todo eso lo he cumplido desde pequeño". Conocemos la propuesta de Jesús para encontrar vida eterna: " una cosa te falta, anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres -así tendrás un tesoro en el cielo- y luego sígueme...el joven se marchó pesaroso porque era muy rico".

¿Por qué se opone la riqueza a la salvación?. Cuando se apodera del corazón humano es como un ídolo que esclaviza; encierra a la persona en sí misma y lleva a cometer injusticias con los hermanos porque se sirve de ellos para acumular; el lucro nos hace insensibles a la situación del hermano; ya lo había denunciado el Maestro con la parábola del rico Epulón-.

Se puede seguir a Jesús con desprendimiento solidario, que va más allá de cumplir unas obligaciones éticas. Jesús nos propone hoy superar ataduras materiales para vivir disponibles ante Dios y su voluntad. Nos invita a un "éxodo espiritual": abandonar "el tener" para "ser hermano", para ser rico en el futuro (tener un tesoro en el cielo). Es una Sabiduría que el Espíritu da a quien se lo pide. Es posible desprenderse de las ataduras presentes por la plenitud que nos espera; es preferir "la sabiduría a la salud y a la belleza...porque su resplandor no tiene ocaso" (1ª lectura).

Por la misericordia de Dios la Sabiduría conoce otra vida sin fin: nuestros años se acaban como un suspiro, "pasan aprisa y vuelan" (Salmo 89). Es sabio el que vive cultivando lo permanente, lo que no es caduco.

La Palabra es penetrante hasta las intimidades del ser, es como la lluvia que empapa la tierra, la fecunda y la hace fructificar con frutos de fe y confianza (2ª lectura). Es sabio el que dedica tiempo a meditar la Palabra para perseverar en el amor a Dios y al prójimo. ¿Prefiero otras sabidurías que dejan sin respuesta las hondas aspiraciones del espíritu humano?.

Jaime Aceña Cuadrado cmf

Viernes 9 de octubre de 2015, por Parroquia Ido. Corazón de María


Agenda
« diciembre de 2017 »
L M M J V S D
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Próximamente...

- Hoja parroquial 3 diciembre

31 de diciembre