Estás aquí: Portada > Noticias

"Hoy ha sido la salvación de esta casa"

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

En la Revelación, en la historia de la Salvación ¿cómo es la relación de Dios con el hombre?. Es toda ella "misericordia": que se manifiesta en la belleza y el equilibrio de la Creación, "amas a todos los seres y no odias nada de lo que has hecho"; culmina en su relación con la persona humana porque "corriges poco a poco a los que caen...para que se conviertan y crean en ti, Señor" (1ª lectura).

El salmo 144 canta, también, la misericordia de Dios: "es lento a la cólera y rico en piedad...sostiene a los que van a caer, endereza a los que ya se doblan". ¿Constato en mi vida que Dios procede así conmigo o con mi comunidad?.

Jesucristo es el rostro de la misericordia del Padre; su ministerio lo ejerce en salida, en las periferias existenciales; es el modelo para la misión de la Iglesia en este Jubileo (Papa Francisco). "El Hijo del Hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido" (Evangelio). Su encuentro con Zaqueo es paradigma del encuentro con la oveja perdida a la que el Buen Pastor devuelve al redil. Para lograr la salvación de Zaqueo, Jesús va a su casa en medio del escándalo de sus vecinos: ¿Cómo va a casa de un ladrón, de un pecador?. Zaqueo cambia, se convierte: antes era esclavo de la avaricia, ahora restituye con largueza...ha encontrado el camino, la verdad y la vida. Jesús no ha venido a llamar a los justos sino a los pecadores; Jesús encarna y lleva a plenitud la Misericordia del Padre: "hoy ha sido la salvación de esta casa". Zaqueo ha dejado de ser esclavo de la riqueza, no teme los comentarios y presiones de sus vecinos. Ha encontrado en Jesús la Verdad que le hace libre.

S. Pablo ofrece una oración: que el Señor "os considere dignos de vuestra vocación" (2ª lectura). No sabemos cuando vendrá el Señor; el Apóstol hace una súplica a Dios pidiéndole haga realidad la participación de los Tesalonicenses en el triunfo glorioso de Cristo. Es una súplica por nosotros y por todas las iglesias o comunidades de discípulos. Que el Amor nos mantenga vigilantes, esperando su venida, preparando nuestro encuentro con Él que se va a hospedar, también, en nuestra casa.

Jaime Aceña Cuadrado cmf

Sábado 29 de octubre de 2016, por Parroquia Ido. Corazón de María


Agenda
« octubre de 2017 »
L M M J V S D
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5

Próximamente...

- Cursillos prematrimoniales

5 de noviembre