Estás aquí: Portada > Noticias

"¡He venido a prender fuego en el mundo!"

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Estos días estamos conmovidos por el testimonio de los 51 Mártires claretianos de Barbastro. Su martirio nos ayuda a comprender la Palabra de este domingo XX del Tiempo Ordinario. Ante Jesús no caben indiferencias ni sincretismos. Jesús no nos saca del mundo, nos envía a evangelizar, a ser luz del mundo, su Luz. La neutralidad es imposible; en la causa del Reino de Dios nos va la vida. Pero como no somos del mundo, los discípulos del Amor nuevo son rechazados. El Evangelio no interesa y la Paz que ofrece sufre violencia; el "fuego" del Reino es lucha y compromiso, testimonio y rechazo, pasión sin tibieza.(Evangelio).

La fidelidad a la Palabra de Dios comporta una lucha contra la pereza y el miedo que nos atenazan y una lucha contra las estructuras injustas que esclavizan. Dos actitudes frente a frente: el capricho humano y la tenacidad de Dios (1ª lectura). Frente a Sedecías, rey caprichoso y débil, surge el profeta Jeremías, insobornable, que proclama la verdad de Dios; su único ideal es ser fiel a la Alianza con el Señor. Sufre en silencio por ser fiel a su misión de profeta. Su fe y su esperanza profundas- que le saca del foso- es ejemplo para el pueblo creyente de entonces y de hoy. (1ª lectura).

El salmo 39 expresa la fe de Jeremías y de cada uno de nosotros en el camino de la vida: "Señor, date prisa en socorrerme". En la fosa mortal experimenta que Dios está con él para librarlo; el profeta liberado entona una oración de alabanza que nos ayuda a confiar porque Dios es fiel.

La vocación y misión de Jeremías son indicadores del que ha de venir, Jesucristo. La fe es como una carrera o competición que exige el temple de los campeones; nuestra fuerza exige mantener "fijos los ojos en el que inició y completa nuestra fe: Jesús" (2ª lectura). Jesús es el capitán en esta carrera porque la acaba y la cumple, porque Él es el que lleva a la salvación, es camino y meta en esta carrera de la fe; su ejemplo nos hace seguir sin desfallecer, sin perder el ánimo. La motivación para seguir nos viene siempre del Espíritu que nos da a todos los que anhelamos su venida, su Reino.

Jaime Aceña Cuadrado cmf

Sábado 13 de agosto de 2016, por Parroquia Ido. Corazón de María


Agenda
« junio de 2018 »
L M M J V S D
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 1

Próximamente...