Estás aquí: Portada > Noticias

"Haced lo que Él diga"

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Jesús realiza el Reino de Dios con sus palabras y acciones. Su palabra está avalada por su vida; sus obras revelan quién es y qué nos ofrece; lleva una vida normal. Jesús y su madre están invitados a una boda, en Caná de Galilea (Evangelio). En plena fiesta se acaba el vino; su madre le hace saber a Jesús el apuro de los novios; parece que la fiesta no va a continuar; la insistencia de María es el preludio del primer signo mesiánico de Jesús: "haced lo que Él diga". El signo del agua convertida en vino da a conocer la liberación que trae Jesús-Mesías; lo que ocurre ese día, acontece en las comunidades en las que Jesús se puede manifestar; son necesarias estas actitudes: escuchar su Palabra y creer en ´lo que dice, obedecer como los sirvientes, el vino abundante es signo de la Alegría de la Nueva Alianza...la fe de los discípulos en Jesús se fortalece. Acontece la salvación siempre que nos reunimos en su nombre.

Dios ama a su pueblo, aunque haya sido idólatra y de la espalda al Dios que le ha elegido. El amor de los esposos sirve al profeta Isaías para expresar la relación fiel y gratuita de Dios con su pueblo: " porque el Señor te prefiere a tí y tu tierra tendrá marido...la alegría que encuentra el marido con su esposa, la encontrará tu Dios contigo". ( 1ª lectura).

El matrimonio es Reino de Dios en la sociedad. Celebrar hoy la Eucaristía nos compromete a educar en el amor a niños y jóvenes de nuestras familias y parroquias.; el milagro de las Bodas de Caná nos invita a tomar el pulso a nuestros compromisos, a caer en cuenta si vivimos del amor y para el amor sinceramente; es un amor que el Papa Francisco refiere a todas las relaciones: "sed misericordiosos como el Padre" practicando las obras de Misericordia.

El Espíritu nos regala diversidad de dones para que cumplamos nuestra vocación al amor, construyendo el bien común (2ª lectura). Si nos dejamos educar por el Espíritu no buscaremos el provecho personal utilizando al prójimo; este es el origen de tanto sufrimiento, de tanta injusticia. El Espíritu nos impulsa a servir, a entregar la vida; este es el vino nuevo que Jesús ofrece. ¿Qué dones he recibido del espíritu?; ¿los empleo para el bien común o para el provecho propio?: Que escuchemos a María que nos invita a realizar lo que Jesús dice para llenar tantas tinajas vacías, tantas vidas equivocadas.

Jaime Aceña Cuadrado cmf

Sábado 16 de enero de 2016, por Parroquia Ido. Corazón de María


Agenda
« octubre de 2018 »
L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4

Próximamente...