Estás aquí: Portada > Noticias

"Este es mi Hijo, el amado, mi predilecto. Escuchadle"

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

La vida es cuaresma; la cuaresma es camino; el sentido del camino es la meta que nos impulsa a caminar, a seguir aunque la ruta se empine.

Hoy Jesús nos invita a subir con Él, con Pedro, Santiago y Juan al Monte Tabor. Acaba de anunciar su Pasión, Muerte y Resurrección y Pedro rechaza ese final para Jesús y el Maestro le rechaza, le dice que se aparte de Él. Con esta subida comienza lo más duro del camino: iniciamos la Pasión.

Para seguir hasta el final necesitamos conocer la identidad personal de Jesús; en la cima se Transfigura y vemos la "gloria de Dios" que nos habla desde la nube, que siempre es bendición en el éxodo de la fe: "este es mi Hijo, el amado, mi predilecto. Escuchadle" (Evangelio). Los discípulos sienten espanto y miedo, como Moisés, ante la gloria de Dios. "Jesús se acercó y tocándoles les dijo: Levantaos, no temáis".

Si contemplamos la escena en silencio de oración, el toque del Señor y su palabra son invitación a confiar, a vencer el miedo, a comenzar de nuevo, a levantarnos recuperado nuestro amor primero que nos impulsó a seguir a Jesús. La Transfiguración nos da el pleno conocimiento de Jesús que nos hace amarle y seguirle hasta el final; escucharemos su Palabra también cuando esté crucificado; huimos de entusiasmos fáciles que mueven los sentimientos y maduramos nuestra libre decisión de hacer el camino con Él.

En nuestro equipaje llevaremos la bendición del Señor y, como Abrahán, marcharemos "como le había dicho el Señor" (1ª lectura). Nada ni nadie nos quitará la certeza de que "los ojos del Señor están puestos en sus fieles, en los que esperan su misericordia" (Salmo 32). Sólo tenemos una garantía para no detenernos: "Él es nuestro auxilio y escudo".

"Dios dispuso darnos su gracia por medio de nuestro Señor Jesucristo" (2ª lectura). En el camino tomamos parte "en los duros trabajos del Evangelio"; no nos podemos callar, no podemos ocultar la Esperanza, la Buena Noticia de Jesús "el Hijo amado". Como canta Brotes de Olivo: "sal de tu tierra vieja que, aunque nueva, en otros tiempos, ya transmitió su mensaje: ¡hoy te espera otro nuevo!".

Jaime Aceña Cuadrado cmf

Viernes 10 de marzo de 2017, por Parroquia Ido. Corazón de María


Agenda
« mayo de 2018 »
L M M J V S D
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3

Próximamente...