Estás aquí: Portada > Noticias

"El que no renuncia a todos sus bienes no puede ser discípulo mío".

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

¿Qué es imprescindible para ser discípulo de Jesús? La sabiduría humana es incapaz de responder; el hombre, enraizado en la tierra, se siente más solidario con los bienes terrenos que se miden y se pesan para disfrute diario que con el proyecto de Dios; "¿quién conocerá tu designio si tú no le das la sabiduría, enviando tu Espíritu Santo desde el cielo?"(1ª lectura). Se salvarán los que se dejen guiar por esta Sabiduría que ofrece Dios.

Para ser discípulo de Jesús hay que abandonarlo todo, vaciarse de todo lo que esclaviza para vivir libres; ser discípulo de Jesús es dejarse iluminar y guiar por la Sabiduría de la Cruz: "quien no lleve su cruz detrás de mí, no puede ser discípulo mío" (Evangelio). Ser discípulo de Jesús comporta una decisión muy meditada como la de aquellos que van a construir una casa o comenzar una guerra; estos se preguntan por sus posesiones y dinero disponible; el cristiano se pregunta toda su vida cuánto le falta para no poseer nada y conseguir la libertad del Evangelio; la cruz es renunciar a lo que nos aparta del Reino de Dios, es darse y servir, es orar y vivir con el Espíritu de Cristo, Sabiduría del Padre, fecundidad que supera los límites de nuestra condición humana: "Señor, tú has sido nuestro refugio de generación en generación (Salmo 89): nos enseña a calcular nuestros años "para que adquiramos un corazón sensato" porque es el Amor de Dios que "hace prósperas las obras de nuestras manos".

El verdadero discípulo hace cosas que el mundo considera locura; Pablo escribe a Filemón alentándole a recibir, de nuevo, en su casa al esclavo Onésimo, que se escapó. La Sabiduría del Espíritu tiene nueva Ley: "recóbrale, no como esclavo, sino como hermano querido" (2ª lectura). El Apóstol nos recuerda que la comprensión entre nosotros se cimenta en la dignidad del cristiano y en el amor mutuo que hace posible y real el perdón, que supera la justicia humana. Las renuncias del BAUTISMO nos llevan a la Sabiduría del Espíritu: Amar, servir, perdonar.

Jaime Aceña Cuadrado

Viernes 2 de septiembre de 2016, por Parroquia Ido. Corazón de María


Agenda
« diciembre de 2017 »
L M M J V S D
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Próximamente...

- Hoja parroquial 3 diciembre

31 de diciembre