Estás aquí: Portada > Noticias

DOMINGO XXIX DEL TIEMPO ORDINARIO: "Os digo que les hará justicia sin tardar".

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Estamos de acuerdo: sin oración nuestra fe languidece. Pero nos resulta difícil orar. Encontramos dificultades fuera: "no tengo tiempo", "hay demasiado ruido en casa... las prisas". Otras dificultades surgen en nuestro interior: "no domino la imaginación... me distraigo mucho, Dios se calla". ¿Qué hacer?

Los manuales y métodos no suplen la necesidad que tengo de orar, de estar con sosiego en la presencia de Dios; me pueden ayudar, pero soy yo quien llegaré a ser consciente de que Dios me acompaña ; soy como un pez rodeado del Agua. Puedo llegar a tratar de amor con quien me ama (Santa Teresa de Jesús).

Mientras Moisés ora, el pueblo vence a los Amalecitas: esta victoria no se debe a las manos levantadas de Moisés, sino al "cayado" de Dios, a la ayuda de Dios. (1ª lectura). "El auxilio me viene del Señor... Él guarda tu alma" (Salmo 120). La fuerza se realiza en la debilidad.

Jesús, en la parábola del Juez y la viuda, enseña que la oración verdadera es perseverante, tenaz, porque Dios la escucha. Y el protagonista del final de la parábola es el Juez: Dios responde haciendo justicia, Dios atiende siempre las súplicas de sus elegidos. La fe y la oración se necesitan mutuamente. La una lleva a la otra. El fruto es la justicia: Si oro, poco a poco soy más justo y puedo sembrar justicia.

Hoy es el Domund, el domingo de la Propagación de la Fe. Este año el lema es: "Fe+Caridad=Misión". Nos recuerda el Papa Francisco: "Toda comunidad es adulta cuando profesa la fe, la celebra con alegría en la liturgia, vive la caridad y proclama la Palabra de Dios sin descanso". Somos testigos si vivimos de la fe con esperanza, amando a Dios en el prójimo que nos rodea... y anunciando el Evangelio. Esta es la vida completa del discípulo de Jesús. "Proclama la Palabra, insiste a tiempo y a destiempo" (S. Pablo a Timoteo). No es suficiente la limosna... la oración nos hace madurar en la fe, vivir la caridad e impulsa la Misión, que incluye la salvación integral: experiencia del Amor de Dios que libera del pecado, compromete a luchar contra la pobreza y a entregar el Evangelio sin mutilaciones, en comunión con la Iglesia.

Jaime Aceña Cuadrado cmf.

Viernes 18 de octubre de 2013, por Parroquia Ido. Corazón de María


¿Un mensaje, un comentario?
¿Quién eres? (opcional)


Agenda
« octubre de 2017 »
L M M J V S D
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5

Próximamente...

- Cursillos prematrimoniales

5 de noviembre