Estás aquí: Portada > Noticias

"Buscad el Reino de Dios y su justicia"

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

En nuestra cultura occidental ponemos mucho empeño en tener todo controlado, pero hay muchas realidades que escapan a nuestro control personal, social, eclesial. ¿Cómo evitar la frustración que produce tanto buen propósito, tanta reunión con actuaciones consensuadas...si todo sigue igual o peor?.

Las lecturas de hoy nos hacen recuperar el gozo de sabernos en manos de Dios. Israel se siente como esposa abandonada de su Dios. La respuesta de Dios permanece para siempre, para las personas, para el pueblo elegido, para la Iglesia: "¿puede una madre olvidar al niño que amamanta, no tener compasión del hijo de sus entrañas?" (1ª lectura).

Al recitar el salmo 61 pensemos en Cristo que confía en el Padre durante su pasión y, unidos a Él, esperamos que Dios nos librará de toda tribulación: "descansa sólo en Dios, alma mía" (Salmo 61).

Dios no quiere compartir nuestro corazón ni nuestra comunidad con otros dioses. No podemos servir a Dios y al Dinero; Jesús sirve a Dios- Padre con dedicación plena y nos invita a los discípulos a "buscar el Reino de Dios y su justicia; lo demás se os dará por añadidura" (Evangelio). La Providencia de Dios no es una invitación a holgazanear sino a vivir est Sabiduría que nos viene del Espíritu que Jesús nos da: Actuar como si todo dependiera de nosotros y confiar como si todo dependiera de Dios.

El apóstol Pablo tiene conciencia de ser administrador de los misterios y proyectos de Dios; debe estar al servicio de su cargo siempre; así será fiel al encargo recibido de Dios y nos invita a hacer lo mismo como "servidores de Cristo" (2ª lectura).

Ni angustia por la comida y el vestido, ni holganza porque estamos en manos de Dios. "Cierto día, iba paseando por una calle, cuando de repente vi a una niña hambrienta, sucia y tiritando de frío dentro de sus harapos. Me encolericé y le dije a Dios:

-¿por qué permites estas cosas? ¿porqué no haces nada para ayudar a esta pobre niña?.

Esperé la respuesta, pero fue en vano, Sin embargo, aquella noche, cuando menos lo esperaba, Dios respondió a mis preguntas airadas:

-ciertamente he hecho algo. Te he hecho a ti" (Anthony de Mello).

Jaime Aceña Cuadrado cmf.

Martes 21 de febrero de 2017, por Parroquia Ido. Corazón de María


Agenda
« octubre de 2018 »
L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4

Próximamente...