Estás aquí: Portada > Noticias

"Aprended lo que os enseña la higuera"

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Llevamos en nuestra conciencia la cuestión del fin del mundo; el cambio climático, la contaminación, la avaricia de las grandes potencias y de las economías emergentes nos hacen temer por la supervivencia de nuestro planeta. En tiempos de Jesús estaba muy presente la apocalíptica judía: "una gran tribulación, el sol se hará tinieblas...las estrellas caerán del cielo, los ejércitos celestes temblarán(Evangelio).

Los cristianos nos preguntamos con frecuencia: ¿Cuándo será el retorno glorioso de Cristo? ¿pronto o tarde?. Las palabras de Jesús nos animan a vivir sin temor ante el futuro; la parábola de la higuera nos invita a vivir vigilantes y a interpretar los signos de los tiempos; estos no anuncian el fin del mundo, sino la cercanía del fin para todas las generaciones, las de ayer, las de hoy y las de mañana. Cuando brotan las yemas en la higuera se sabe que la primavera está cerca; cuando uno cumple muchos años, cuando uno enferma gravemente sabemos que el fin esta cerca; hay otros para los que la vida termina de improviso: accidentes, catástrofes, cáncer fulminante...Hoy Jesús anima a todos a vivr vigilantes porque "el día y la hora nadie lo sabe".

Sólo vigila quien ama y espera a su Señor; , por la Sabiduría: cuando vuelva y llame le abrirá y comerán juntos (Ap. 3, 20...). No hay temor en el que vive dejándose guiar por el Espíritu; unos despertarán para "vida perpetua, otros para ignominia perpetua. Los sabios brillarán como el fulgor del firmamento y los que enseñaron a muchos la justicia, como estrellas, por toda la eternidad" (1ª lectura). La decisión es nuestra: tenemos delante el camino de vida o el camino de muerte. Elijamos.

El salmo 15 es oración del sabio que acude a Dios: "protegerme, Dios mío, que me refugio en tí". Con Dios vivimos en paz,, se alegra el corazón "porque no dejarás a tu fiel conocer la corrupción...me enseñarás el sendero de la vida".

Continúa la carta a los Hebreos alimentando nuestra fe en el sacerdocio de Cristo "que ofreció por los pecados, para siempre jamás, un solo sacrificio...donde hay perdón no hay ofrenda por los pecados" (2ª lectura). Pongamos los ojos en la meta a la que Cristo ha llegado: "está sentado a la derecha de Dios" porque ésa es nuestra meta. Cristo espera la sumisión de sus enemigos que es la destrucción del pecado en los santificados, en los bautizados; mientras llega ese triunfo final, sus discípulos estamos llamados a corresponder a su amor, a su sacrificio redentor.

Jaime Aceña Cuadrado cmf

Viernes 13 de noviembre de 2015, por Parroquia Ido. Corazón de María


Agenda
« octubre de 2017 »
L M M J V S D
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5

Próximamente...

- Cursillos prematrimoniales

5 de noviembre